Relojes de bolsillo

Aunque los relojes de bolsillo tienden a tener solamente un solo tipo de diseño, hay algunos elementos estéticos diferentes que afectan bastante la forma en que el reloj de bolsillo se utiliza y se muestra. Estos elementos pueden determinar el valor y la edad del reloj, además de ser, en última instancia, más o menos atractivos para cada propietario.

Hay cinco tipos de relojes de bolsillo, aunque los tres principales son el de tapa o cara abierta, el tipo Hunter y el Half Hunter.

El reloj de bolsillo de cara abierta no tiene tapa, lo que permite ver la hora sin necesidad de tener que abrirla.

El reloj de bolsillo tipo Hunter lleva una tapa donde, normalmente, se graban las iniciales del propietario o una imagen o fotografía. El problema de este tipo de relojes es que la carcasa se va gastando con el tiempo, puesto que el propietario la usa cada vez que tiene que mirar la hora.

El reloj de bolsillo tipo  tiene una cubierta con una apertura que permite ver las manecillas del reloj sin necesidad de tener que abrirlo, por lo que su desgaste es menor.

Mostrando el único resultado